Sociedad

Policía cristiano reanimó a una bebé que no respiraba: “Le pedí a Jesús que la ayudara”

Efectivos policiales de la División Comando Radioeléctrico de Río Gallegos vivieron una situación dramática la madrugada del pasado viernes 9 octubre.

Según informó la policía de Santa Cruz en su web oficial, una familia se contactó con la División desde una vivienda ubicada en la calle Alfonsín al 1200 donde había una bebé de un año y medio que no respiraba. Los uniformados a cargo del Sargento Romero y en compañía del Sargento Castro, el Cabo Valenzuela y el Cabo Dose se dirigieron a la casa para encontrarse con una escena que requirió de un accionar apresurado.

Policía cristiano reanimó a una bebé que no respiraba: "Le pedí a Jesús que la ayudara" 2

“Se me está muriendo, se me está muriendo, hagan algo, sálvenla”, exclamaba la madre de la bebé según relató el Sargento Romero mientras muchas personas se congregaban en torno a los padres. A partir de ese momento el policía comenzó con las tareas de reanimación hasta tanto llegara el personal del hospital mientras que sus compañeros calmaban a la familia.

Policía cristiano reanimó a una bebé que no respiraba: "Le pedí a Jesús que la ayudara" 3

 “La puse entre mis piernas, le levanté la pera y le di una palmada en el omóplato y aunque tenía los ojos abiertos, no reaccionaba, no respiraba. Se me salió de adentro pedirle a Jesucristo que ayudara a esa bebé que se estaba muriendo”, declaró el Sargento Romero.

Luego de esa breve oración el suboficial lo intentó otra vez, notando que la menor parpadeó y produjo un espasmo. “La respiración comenzó a hacerse más profunda y a normalizarse dentro de los parámetros normales que conozco, ya que yo también soy papá. Ya más tranquilos, la envolví en una manta y se la di a la mamá diciéndole que ya estaba respirando”, afirmó Romero.

La madre de la bebé todavía no podía calmarse luego de lo sucedido y le devolvió la bebé al Sargento quien se sorprendió de la confianza que le tuvieron tras las tareas de reanimación. En diálogo con medios locales, Romero reconoció ser cristiano y es por eso que cuando estaba en la reanimación pidió con mucha fe “y con los ojos cerrados que sea salvada”.

Finalmente el personal de salud se hizo presente en la casa y los encargados de la sanidad trasladaron a la bebé junto a su mamá hacia la guardia del Hospital local donde se supo que la menor sufrió una convulsión febril. Horas después fue dada de alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba