Sociedad

La iglesia que fue denunciada por violar la cuarentena hizo su descargo

El Ministerio Evangelístico Internacional ”Una Familia” de Temperley, Lomas de Zamora, aclaró la situación respecto a lo ocurrido el pasado fin de semana donde un vecino los denunció por supuestas reuniones dentro del templo. Medios locales informaron que los efectivos policiales llegaron hasta el lugar y constataron que había casi 30 personas dentro del lugar.

Respecto a esto, Benjamín Fleitas, uno de los integrantes de la iglesia aclaró la situación:  “No estábamos haciendo ninguna reunión pública ni un culto general. Los miércoles, sábados y domingos tenemos una jornada solidaria, damos más de 200 platos de comida y repartimos mercadería, ropa y medicamentos. El domingo en la jornada hubo cola afuera y gente distanciada adentro con los recaudos necesarios, terminamos a las 16. Todo el personal que hace este movimiento son varias personas, cada uno en el ministerio tiene una función porque es mucho trabajo”, remarcó.

La denuncia de este vecino provocó que efectivos de la Comisaría 6ª de Lomas de Zamora se acercaran a la iglesia para desalojar el lugar. “Un vecino habrá llamado porque vio movimiento de autos afuera y vino la Policía. Yo abrí, quisieron entrar y les dije que no, porque tenían que tener una autorización. Nos dijeron ‘ustedes están haciendo reuniones y pasando música’, pero les expliqué que nada que ver. Les dije que corrieran el móvil de ahí porque no éramos ningunos malhechores”, relató Fleitas en diálogo con Diario Sur.

iglesia jesucristo es dios temperley

[anuncio_b30 id=4]

Las primeras versiones señalaron que había cerca de 30 personas pero el pastor reveló que era un total de 14 “que son las que siempre se mueven con el trabajo”. En referencia a la detención de todos los miembros de la congregación que se había informado en principio, Fleitas indicó: “El personal salió ordenadamente, con el pastor Sergio Commidari concurrimos a la Comisaría 6ª a declarar y los oficiales hicieron el trámite con el Juzgado no sé para qué. Nadie fue preso, a nadie se lo interrogó y ninguno del grupo estuvo retenido en la Comisaría. La iglesia no se cerró en ningún momento”, remarcó.

Finalmente calificó como “un error” que les hayan hecho firmar un acta por violar la cuarentena ya que cuentan con el permiso para circular y gestar el comedor. “El acta está firmada a mi nombre y otra se la hicieron al pastor Sergio, sin involucrar al Ministerio ni a otra persona”, informó.

Etiquetas

2 comentarios

  1. Que ahora es malo hacer el bien… al final se jactan diciendo que la iglesia sólo cobra diezmos y cuando ayudan a la comunidad los denuncian y demandan. Es un atropello..!!!

  2. Lamentablemente siempre hay personas que odian a los cristianos y usan todos los recursos para estorbar la obra de Dios; de todos modos nosotros debemos ser prudentes y tratar de manejamos dentro de las leyes siempre que no implique desobedecer a Dios. Si los hermanos estaban atendiendo un comedor y distribuyendo alimentos con la debida autorización no hay nada que discutir, pero apenas ver el trato injusto de que son objeto
    los cristianos cuando con los delincuentes se tienen tantos miramientos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba
Cerrar