Sociedad

Intendente de Bariloche sobre los pastores contagiados: “no hicieron lo correcto”

En reciente una entrevista con el Diario Clarín, el intendente de Bariliche Gustavo Gennuso  se refirió al pastor de la iglesia evangélica “Hay vida en Jesús”, Carlos Matamala y su esposa Ximena quienes se contagiaron de COVID-19 en los últimos días. 

Hay versiones cruzadas sobre cómo se contagiaron de coronavirus, ya que Ximena declaró a medios locales que “No sabemos bien cómo fue que nos contagiamos, muchos nos acusan de habernos reunido pero eso fue autorizado por la Municipalidad, nos citaron e incluso después hubo otra reunión a la que asistieron más de 60 pastores”.

Sin embargo, el intendente se despegó de esa versión y aseguró que “en ningún momento autorizamos la realización de un culto presencial de ninguna iglesia”.

En diálogo con el medio nacional, señaló que “sí dejamos que se realicen online y con la mínima presencia de gente para realizar filmaciones. En el caso del tema que desató la polémica, habíamos autorizado un máximo de 10 personas. Y en todos los casos lo hicimos de acuerdo a la capacidad de cada templo”.

Gennuso reconoció que “por ahí se nos fue de las manos, pero en cuanto nos dimos cuenta que había mucha cantidad de gente enseguida tratamos de desactivarlo”.

“En Bariloche hay una importante cantidad de iglesias Evangélicas. Más de 100. Por darles un ejemplo, en el barrio El Frutillar (un barrio de gente de trabajo) deber haber una por manzana. Ellos llevan su mensaje a mucha gente y por eso nosotros los instruimos con el tema de las prevenciones para evitar el contagio de la pandemia. Como por ejemplo no compartir mate, no juntarse a comer asado, quedarse en casa, etcétera. Y esta vez ante la necesidad de mucha gente de escuchar el mensaje de los pastores, permitimos la realización de cultos online, como se realiza en varias actividades. Permitimos el mínimo de personas y de acuerdo a los metros cuadrados de las iglesias. Los pastores que darían el mensaje, alguien que filme y quien se ocupe de la iluminación. Pero nada más. Eso quedó claro para nosotros, pero al parecer no fue interpretado así por los representantes de la Iglesia”, explicó Gennuso.

El intendente agregó que “la recomendación era que lo hagan por Zoom. Pero de pronto vimos que había un montón de gente frente a una pantalla gigante. Tal vez se nos fue de las manos, pero nunca fue nuestra intención autorizar este tipo de cosas. Sabemos de qué se trata este virus y tenemos en claro todas las instrucciones y los mensajes que debemos darle a la comunidad para evitar contagios. Lo que pasó no era el sentido que queríamos darle. Es gente que llega a muchos sectores de la comunidad barilochense, pero no hicieron lo correcto”.

Por último, el matrimonio había declarado que “el día que tengamos la autorización para salir del aislamiento y continuar con nuestras vidas cotidianas, hablaremos con el resto de la prensa para contar cómo fueron las cosas, los siete nos contagiamos haciendo un trabajo social y no compartiendo un asado”.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba