Sociedad

Era adicto, Dios cambió su vida y realizó una cruzada solidaria que unió dos ciudades

La historia del santafesino Alejandro Cuello cambió para siempre luego de conocer a Jesús. El 1 de diciembre cumplió 8 años sin consumir drogas tras haber estado 16 años sin poder salir. Como agradecimiento a Dios y con el deseo de ayudar a otros, el pasado domingo 13 de diciembre corrió desde la ciudad de Santa Fe hasta Laguna Paiva con dos amigos para recaudar bolsones navideños y regalarlo a personas con adicciones. 

En diálogo con el programa local “Todo al mediodía” de la Cadena OH!, Alejandro declaró“La idea surgió con mi esposa, nosotros somos evangélicos y pensábamos como poder ayudar a las personas con adicciones. Estuve 16 años en las drogas y el 1 de diciembre hizo 8 que estoy limpio. Así, nos propusimos hacer esta cruzada”.

Era adicto, Dios cambió su vida y realizó una cruzada solidaria que unió dos ciudades 2
A la derecha, Alejandro corre hacia Laguna Paiva con una remera que cita un versículo del libro de Filipenses.

Bajo un intenso temporal de lluvia y en tres horas y media, Alejandro logró unir las dos ciudades santafesinas junto a los maratonistas Luis Arias y Rafael Chambi quien lo acompañaron en esta cruzada. Una vez que llegaron a Laguna Paiva le pidieron a los comerciantes si querían colaborar para armar bolsones sin alcohol, con budines, pan dulce y garrapiñada. El objetivo era conseguir 20 bolsones y ya entregaron 26. “Hemos podido cumplir el objetivo”, afirmó.

Era adicto, Dios cambió su vida y realizó una cruzada solidaria que unió dos ciudades 3

“Soy de Santa Fe, del barrio Guadalupe Oeste y desde los 13 años me empecé a juntar con gente mayor que no me enseñaba nada bueno. Comencé con un cigarrillo, luego alcohol, marihuana y después cocaína. Eso fue mi perdición porque perdí mi familia en ese momento”, declaró Alejandro cuando le consultaron sobre su pasado.

Al final el santafesino reconoció: “Recurrí a personas equivocadas, que estaban en la misma que yo. Hasta que mi esposa decidió darme una mano. Yo conocí a Cristo como evangélico y creo que fue la gracia del Señor que me salvó y hoy me sostiene día a día”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba