Sociedad

Con presencia evangélica, se aprobó un protocolo para despedir a fallecidos por coronavirus

El municipio de Río Gallegos en la provincia de Santa Cruz aprobó este jueves un protocolo para “humanizar” el sepelio de personas que fallecieron por coronavirus, teniendo en cuenta que en los últimos meses decenas de familias no pudieron realizarlo como hubiesen querido.

Durante el proceso de elaboración de la iniciativa, que surgió por el obispo Jorge García Cuerva, la intendencia incluyó a líderes religiosos para generar un documento más integral. El pastor evangélico Victor Salinas fue partícipe del protocolo y destacó “la importancia de la integración entre las autoridades con las iglesias en busca del bienestar de la sociedad toda”. 

“Nos ha tocado despedir a personas con 4 o 5 en la puerta del cementerio con todo lo eso significa. Por lo que si esto es para mejorar y unirnos para buscar el bienestar de las personas en el momento del dolor, bienvenido”, declaró Salinas.

El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, agradeció el trabajo en conjunto entre evangélicos y católicos durante el acto.  “Le agradezco la presentación y el trabajo al obispo para poder ampliar la mirada, y contemplar estas situaciones, y el aporte de la iglesia evangélica, para que sea plural. Esto no tiene etiquetas, es el dolor de los vecinos y queremos que puedan despedirse como corresponde”, manifestó.

Según informó el municipio, a partir de ahora se autoriza a realizar una ceremonia de responso o exequias del “último adiós” en la capilla del cementerio, con una duración de 15 minutos y con una persona por cada 4 metros cuadrados útiles.

Los cuerpos pueden tener tres destinos de acuerdo a los ritos religiosos, las costumbres del lugar o las disposiciones judiciales: cremación, inhumación en nicho o panteón. El protocolo es válido también para los fallecidos por otras causas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba