Sociedad

Bares sí e iglesias no: “Sentimos que se nos está negando un derecho”

Daniel Robledo, pastor y ex diputado provincial de La Pampa, se refirió a la decisión del gobierno regional de habilitar espacios como bares y restaurantes y pidió que las iglesias puedan operar “al menos al 50% de su capacidad”.  El pasado sábado 12 de septiembre se realizó una caravana en la ciudad de Santa Rosa donde las iglesias reclamaron por la apertura de los templos y advirtieron sobre la situación económica.

“Yo entré en comparaciones bastante básicas, y es lo que me gustaría que me respondan las autoridades sanitarias. Pareciera que el virus tiene una ascendencia en determinado tipo de reuniones y en otras no”, comenzó diciendo Robledo al medio InfoPico.

El pastor pampeano opinó que “la apertura de los restaurant, de los lugares a donde uno va a tomar un café, el comercio, eso está bien que nos arriesguemos. Ahora, así como hay personas que aman, desean, legítimamente ir a sentarse a tomar un café, me parece bárbaro. Otros no quieren ir a comer, y sí quieren ir a un lugar que entienden que es su forma de cable a tierra, que es su forma de descarga, que es su forma de contención, que es ir a tener un relacionamiento con gente que comparte su fe”. 

La intendente de General Pico, Fernanda Alonso, recibió una serie de protocolos para la apertura de los templos, según Robledo, sin embargo “no está en su potestad salirse fuera de la lógica y la directiva provincial que a su vez esta relacionada con la Nacional”. Por lo tanto, la jefa comunal les indicó que elevaría al gobernador Sergio Zilioto el petitorio de ampliación al 50% de los templos  

“Nosotros sentimos que se nos está negando un derecho en medio de una situación especial. Nosotros lo que le pedimos al Estado es que establezca el protocolo que crea conveniente, y revise nuestros lugares de reunión, qué repito, en su gran mayoría son lugares enormes. Y que nos dé la libertad, mira lo que estoy pidiendo… cuando la libertad no se pide, la libertad se ejerce, se vive. Que nos de la libertad de elegir a donde queremos ir en nuestros tiempos de ocios, cuando no trabajamos”, concluyó Robledo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Botón volver arriba